/ Cuidado natural del cabello

4 reglas para cuidar los rizos naturales

por wedo_act

24/11/20

Tras años de alisarse el pelo con planchas o tratamientos químicos permanentes, muchas chicas de pelo rizado están volviendo a sus orígenes y quieren lucir ondas y tirabuzones bien definidos y elásticos. Sin embargo, el pelo rizado es impredecible y difícil de controlar porque no hay una fórmula apta para todos. 

El pelo rizado suele ser seco, ya que su forma impide que las grasas naturales del cabello se deslicen hasta las puntas para hidratar el pelo. Además, también tiende más al encrespamiento y es más difícil de desenredar que el pelo liso. Encontrar una rutina perfecta para tus rizos requiere ensayo y error. 

Logra unos rizos suaves, flexibles, bien definidos y manejables con los cuidados adecuados y unos productos idóneos. Existen varios tipos de pelo rizado (ondulado, con tirabuzones, ensortijado, afro…), así que determinar qué clase de pelo tienes es esencial para saber qué necesitas. Por regla general, cuanto más rizado sea, más nivel de hidratación requerirá. 

Estamos aquí para ayudarte con algunos consejos. Sigue leyendo para encontrar tu rutina perfecta.

Cómo cuidar de tus rizos

1. Elige el champú adecuado

El primer paso de cualquier rutina es, obviamente, la limpieza. Las personas de pelo rizado tienen que ser muy cuidadosas con el champú que emplean. El cabello con rizos necesita productos suaves como nuestros champús weDo, que están formulados sin sulfatos, solo contienen ingredientes purificantes de origen natural y acondicionan ligeramente dejando la melena suave y sin encrespamiento. 

Los días en que no te laves la cabeza, puedes usar una bruma o espray para reavivar tus rizos, por ejemplo, nuestro desenredante Detangle Spray. Pulverízalo sobre tu pelo y, cuando esté ligeramente húmedo, estrújalo para devolverle la forma.

2. No te olvides el acondicionador

El cabello rizado necesita hidratación, así que es imprescindible acondicionarlo. Cuando tu pelo esté limpio, retira el exceso de humedad con la toalla antes de aplicarte el acondicionar. De este modo, aprovecharás al máximo sus beneficios. El acondicionar también te ayuda a desenredarte. Úsalo para decir adiós a los nudos. Un consejo: desenreda tu pelo con las manos antes de pasarte el peine. Es más suave y perderás menos cabello al hacerlo. 

Mima tu pelo con un tratamiento intensivo de vez en cuando. Nuestra mascarilla Moisture & Shine Mask nutre intensamente, combate el encrespamiento y aporta una dosis extra de resplandor a tu melena.

3. Potencia la hidratación con productos sin aclarado

Ya tienes el pelo limpio y acondicionado, pero nunca está de más un poco de hidratación adicional. Los productos sin aclarado son geniales para toda clase de cabellos, pero están especialmente recomendados para pelos rizados, ya que ayudar a definir las ondas o rizos y a controlar el encrespamiento. Nuestra crema sin aclarado Moisturizing Day Cream no solo hidrata, sino que deja tu melena mucho más manejable. Aplícala sobre el pelo mojado después de lavarlo y estruja los rizos con los dedos.

El aceite es el producto sin aclarado más aconsejable para un pelo más grueso y que necesite más cuidados, como las melenas ensortijadas. Nuestro Natural Oil combina aceites de macadamia, aguacate y almendras, que nutren intensamente, suavizan y eliminan el encrespamiento.

4. Cuida de tu pelo

El cabello rizado natural suele ser más quebradizo que el pelo liso, así que hay que tratarlo con mimo. No frotes un pelo rizado mojado con la toalla después de lavártelo. Es mejor darle unos toquecitos. Si puedes, usa una camiseta de algodón vieja en lugar de la toalla, que suele ser más áspera. Así, además, darás un nuevo uso a tu ropa vieja. 

Peina el pelo aún mojado suavemente con un peine de púas anchas y, a continuación, aplica el producto sin aclarado. Cepíllate de abajo arriba para eliminar los nudos uno a uno sin que se junten.

Cuando sea posible, deja secar tu cabello al aire, pero si tienes que usar el secador, asegúrate de aplicarte un protector del calor. Además, usa el difusor para minimizar el encrespamiento y evita usar el calor máximo. Usa una temperatura media y sécate de la raíz a las puntas.

Cuando te vayas a acostar, hazte un moño en la parte superior de la cabeza para evitar el “rozamiento” con la almohada durante la noche. La fricción puede hacer que se te enrede. Usar una funda de almohada de satén o envolver el moño en un turbante, un pañuelo o una bandana también te ayudan a prevenirlo.

¿Te gustaría recibir más consejos sobre el cuidado de tu pelo? Echa un vistazo a nuestro blog, donde encontrarás respuesta a todas tus dudas y mucho más.

Te ofrecemos recomendaciones sobre belleza sostenible, consejos para usar nuestros productos y otros contenidos interesantes en Instagram y TikTok. ¡Síguenos!

/ ARTÍCULOS RELACIONADOS
Sweet Almond Image

/Cuidado natural del cabello

¿Qué tiene de bueno el aceite de almendras dulces?

/ También Te Puede Interesar